domingo, 1 de febrero de 2009

Consumo de cine en Uruguay, Cinemateca Uruguaya y Manoel de Oliveira: eco triangular de un hermoso pasado

Leía hoy la entrevista de La Vanguardia a Manoel de Oliveira, director de cine portugués de 100 años de edad, y me dio curiosidad el dato saliente del artista (su edad). Entonces me puse a investigar un poco en Google, para saber qué otros cinestas de 100 años existían. La empresa fue frustrante, porque no encontré ni uno.

Sin embargo -y como toda moneda tiene dos caras- la búsqueda me arrojó al menos una satisfacción. Al poner "directores de 100 años", el primer resultado que salió fue la noticia aparecida en La República sobre el homenaje que realizó Cinemateca Uruguaya, mi querida Cinemateca, al propio Oliveira, el pasado diciembre, con motivo de su cumpleaños número 100.

La noticia me recordó fugaz y lejanamente los tiempos en que Uruguay era respetado como una joyita de consumo cultural, sobre todo cuando Ingmar Bergman estrenaba algunas de sus películas en la "Suiza de América".

A principios de la década de los 50', Uruguay gozaba de uno de los índices de consumo de películas más alto del mundo: 15-20 visitas al cine per capita por año (John King: Magical Reels: A History of Cinema in Latin America, London: Verso, página 97). Ese índice fue cayendo, en un proceso que coincidió con la caída económica del país en la postguerra, y llegó a 6-8.

Uruguay nunca se volvió a recuperar. No sé cuál será el índice actual, pero me acuerdo de mi experiencia de cinéfilo en Montevideo, cuando entraba una y otra vez en las desiertas salas de Cinemateca y podía sentir sin dudas esa no recuperación.

La noticia de La República, en cambio, me dejó una sonrisa en la cara.

Stumble Upon Toolbar

2 comentarios:

Graciela Ventimiglia dijo...

En mi época de estudiante universitaria era cinéfila...supongo que debe haber influido el hecho que me haya puesto de novia con el director del teatro así que tenía entrada gratis en los cuatro cines.
Iba una y otra vez a ver las mismas pelis cuando me gustaban.
La tele mató eso...es una pena.
Saludos!!

celegiqui dijo...

Graciela, no creo que la tele haya matado al cine. La cuestión está en nosotros, los usuarios, si seguimos yendo al cine o no.